Ella: ¿Qué más puedo hacer para que te quedes? he renunciado a muchas cosas por ti…
El:  Por eso me voy, m gustabas como eras antes, no ahora…

Siempre que comienzo mis talleres, empiezo diciendo que todos somos dependientes emocionales y que lo que nos diferencia es el GRADO. 

¿Por qué? Porque durante generaciones hemos sido EDUCADOS para pensar que el amor tiene forma de otro ser humano, y nos pasamos la vida buscando fuera lo que está en nuestro interior… ese Amor Divino en forma de “media naranja” que tanto nos han instado a creer ¡erróneamente! que necesitamos y de la que creemos erróneamente también, que depende nuestra felicidad.

Pero reflexionemos de un modo consciente hoy; la propia frase “media naranja” implica la “ilusión” de que otra persona pueda llegar a completar “algo” ¡que a NADIE LE FALTA!. Alimenta la falsa creencia de que yo puedo “ser salvado” o “salvar” a otro de si mismo, que puedo cambiarlo. 

Esta concepción errónea de que nos completamos en pareja y de

qué las relaciones implican sufrimiento,  tiras y afloja etc… es ratificada durante toda nuestra vida por discográficas, telenovelas, revistas… y para muestra un botón: “sin ti no soy nada” de Amaral o “porque nunca nadie podrá llenar el vacío que dejaste en mi” de Chayanne, consolidan esa errónea creencia de qué amar es sufrir y de que necesitamos a otro, para llenar nuestro vacío espiritual o ser feliz. 

Y para salir de estas creencias “egoicas” y afortunadamente absurdas, lo primero que hay que entender es que nadie va a venir a salvarte de una infelicidad propia, por falta de autoconocimiento o autoestima, sino que primero antes de vivir en pareja o esperar algo de alguien, tienes que ser TÚ quien aprendas a ser feliz por ti mismo, a darte lo que le estás pidiendo a los demás, a cubrir tus expectativas desde TI.

Así que, eso que tratas de evitar que consiste en mirar hacia dentro y adentrarte en tu soledad, en tu tristeza… es inevitable hacerlo antes o después y es en realidad, el camino CORTO hacia tu plenitud y felicidad, pues cuando tapas tu vacío interior con ruido exterior (amantes, parejas, dinero) siempre te irán mal o te abandonarán… para que vuelvas a mirar hacia dentro y encuentres tu paz interior primero en ti, porque recuerda; no puedes dar a otros lo que aún no ha sido capaz de encontrar en TI. 

Todos venimos de alguna pareja infeliz quejándonos poniendo cuernos, traicionando, con ilusiones desvanecidas… pero donde no soltamos al otro “ni por asomo”  justificando mantener el vínculo por “amor” ante lo cuál me yo pregunto; ¿porqué nos gustará tanto engañarnos?. La DEPENDENCIA EMOCIONAL es justificar relaciones que mantenemos por miedo a SOLTAR lo conocido, pero que nos hacen daño y nos causan un sufrimiento, un sufrimiento INÚTIL, CUYO MENSAJE SIEMPRE ES; VUELVE A TI.

Y no digo que no haya que disfrutar de una pareja, e intentar que funcione ante alguna complicación es decir, no creo que la solución de un conflicto o ante un enfado conyugal, sea dejar esa relación a la primera de cambio ¡claro que hay que mejorarse por la relación e invertir en ella! de hecho doy cursos y talleres para mejorar EN PAREJA, pero algo muy diferente es asumir la responsabilidad de lo que la pareja no hace o estar con alguien que no nos corresponde o me quiere mal, con tal de que “la cosa tire” o “a ver si un año de estos se enamora de mi” soportando como e visto, indiferencia, infidelidades, maltratos y traiciones… pues esto nada tiene que ver con el amor, sino con el desamor a uno mismo, es miedo propio sin asumir y la pareja una huida de ese miedo. 

Así que, es necesario empezar por cambiar las creencias limitantes que arrastramos acerca del “amor” y las relaciones y, en lugar de adormecer el dolor y angustia de un patrón disfuncional como la co-dependencia, aprender a CAMBIARLO DESDE LA COMPRENSIÓN DE LA VERDAD Y LA RE-CONEXIÓN CON UNO MISMO, que es algo que enseño en mis sesiones y talleres.

Es necesario escucharlo y no acallar más el grito de nuestra esencia, CAMBIAR el enfoque erróneo de que son otros quienes van a venir a darnos algo que nosotros  no hemos aprendido a darnos…

Por favor, si quieres dejar de sufrir, si quieres algún día tener una relación de pareja SANA y EQUILIBRADA, HOY toca ser valiente y hacer un esfuerzo con redirigir tu vida y empezar, no por desgastarte en intentar cambiar al otro, ni si quiera por dejarla/e que sé que temes tanto esta parte (a menos que haya maltrato psicológico o físico) sino por CAMBIAR TÚ en silencio, afrontando tu soledad, dejando de reaccionar ante sus ataques o indiferencia, y cambiando tus creencias y como te tratas a ti mism@, no la realidad.

Porque la realidad cambiará sola como una consecuencia de que estás cambiando TÚ. Y si esa pareja de la que te quejas no desea cambiar pero tú verdaderamente si que lo estás haciendo, será LA VIDA MISMA LA QUE SE ENCARGARÁ DE APARTARLA DE TU CAMINO Y HACER APARECER PERSONAS Y SITUACIONES NUEVAS, CON LAS QUE CONECTARÁS MEJOR CONFORME A TU NUEVO ESTADO DE PROGRESO MENTAL Y ESPIRITUAL.

EMPIEZA POR LO ESENCIAL;
¿Porque no dejarse arrastrar dentro de las relaciones tóxicas? 

Cuándo nos mantenemos mucho tiempo con personas que nos tratan mal o ignoran, aparte de estar dando vueltas en círculos mareadas con la absurda esperanza de que estamos “a punto de conseguir algo que nunca llega”, aunque lo hagamos para no estar solos o tristes… en realidad, nos debilitamos más.

El debilitamiento es tal con los años que psicologicamente llegamos a DISTORSIONAR LA REALIDAD, el cuerpo genera sustancias químicas que nos debilitan hasta que nos acostumbramos a lo malo y nos sentimos cada vez más incapaces de cortar con una relación tóxica y cada día suma en nuestra contra para recuperar nuestra vida y dignidad, llegando a ceder practicamente en barbaridades, hasta decir ¡no me reconozco!. POR FAVOR NO TE ACOSTUMBRES A LO MALO.

Afortunadamente se puede salir de ésta rueda en cualquier momento con proponérselo y con un poco de conocimiento, comprensión, autoestima y voluntad… porque según los últimos estudios en neurociencia, el cerebro se reorganiza a sí mismo de manera continuada a lo largo de toda la vida debido a su plasticidad neuronal si le entrenamos. Según la Academia Nacional de Cienciasel entrenamiento por medio de la reflexión y la concentración, demuestran que podemos cambiar no sólo los hábitos, sino el funcionamiento de nuestro cerebro, y hasta geneticamente. 

Por lo tanto ¡no hay excusas! solo hay que ponerse manos a la obra ¿acaso no estás harta de sufrir y por eso estás aquí?.

Si asumimos que estamos aquí para ser felices, si comprendemos que merecemos mucho más que una relación donde no se NOS valora COMO somos, si entendemos que no DEBEMOS CONFORMARNOS CON SER UNA OPCIÓN PARA ALGUIEN QUE PARA NOSOTROS ES PRIORIDAD, entonces el CAMBIO comienza. Porque las relaciones deben ser un intercambio de felicidad, respeto y amor aunque también haya enfados y discrepancias… por esto debe ser la excepción y no la normal y nos deben de hacer crecer y dichosos de estar vivos y ser como somos y todo lo que no se ajuste a esto, nos resta y nos enferma.

Por tanto; una relación sana, debe representar una suma de valores, debe generar un ambiente propicio para la creatividad, la confianza y el crecimiento mutuo y ser CORRESPONDIDA. SI TE AMAS Y AMAS DE VERDAD, TE AMARÁN. La ecuación de una relación sana, es aquella en que 1+1=100 porque potencia lo que eres, y tóxica 1+1=0,5. 

Empecemos por afrontar nuestros sentimientos de vergüenza, culpa e ira… por haber permitido anteriormente que nos abusaran, no te culpes. NO hay errores, no hay fracasos, sólo RESULTADOS que nos llevan a APRENDER. Y aprender siempre es mejor que vivir ignorante y cómodo, es lo que todos vinimos a ESTE MUNDO A HACER.

No hay que reprocharse nada pero es momento de recuperar nuestras vidas, girarlas hacia donde queremos IR por voluntad propia, invertir en nuestra autoestima, cuidarnos, amarnos nosotros, hacer cosas que nos definan, encontrar nuestra misión en la vida asumiendo la responsabilidad que supone tomar decisiones propias. Esta es la única felicidad y la única libertad; aprender a tener dominio sobre nosotros y sobre nuestro mundo emocional.

Te preguntarás, entonces ¿Por qué cuesta tanto avanzar en el camino a esa independencia emocional y amor propios queriendo que vuelva con nosotros alguien que ya sabemos que no nos quiere o no lo hace bien? . 

El “enamoramiento” que en la mayor parte de los cosas  es dependencia emocional, genera un cambio bioquímico temporal en el cuerpo muy fuerte. Libera sustancias estimulantes naturales en el cerebro como la norepinefrina, oxistocina y la adrenalina que te hacen sentirse bien “temporalmente” por eso la persona dependiente en el periodo de abstinencia, no se fija en los hechos sino en las palabras porque necesita creer PARA QUE ESA OXITOCINA NO SE CONVIERTA EN CORTISOL QUE ES LA HORMONA DEL ESTRÉS QUE SURGE CUANDO ALGO NOS DAMOS CUENTA QUE NO ES COMO NOS GUSTARÍA. POR ESO TENDEMOS AL AUTOENGAÑO POR PURA ADICIÓN A NUESTRA EMOCIÓN. UN AUTOENGAÑO QUE SUELE PASAR UNA FACTURA CARA.

Por eso, en la primera fase del “romance” todo es tan bonito como IRREAL, PORQUE ESTAS SUSTANCIAS NO TE DEJAN VER E IDEALIZAS Y EL AMOR DE VERDAD SOLO LLEGA SI TRAS PASAR ESTA FASE; EXISTE EL RESPETO, LA COMUNICACIÓN Y LA CONFIANZA EN UNA RELACIÓN EQUILIBRADA. 

Con el tiempo obviamente, los disfraces se desgastan y aparecen las verdaderas personalidades que difieren de lo que esa persona “ha querido ver”. En ésta segunda fase, la rIvalidad va tomando espacio y se le reprocha al otro, lo que sencillamente siempre fue ¡un sapo!; normalmente el más codependiente espera que el otro “cambie” entonces, al descubrir que no es como pensaba dice me has decepcionado y manipula y se engaña con pensamientos tipo “yo le voy hacer cambiar” en nombre del Amor…. cuando el Amor de verdad es ACEPTACIÓN, desapego y libertad. Comienza a reprocharle sus “defectos” y exigirle consiguiendo paradojicamente en el otro; el efecto contrario.

Obviamente con esta actitud de reproche el otro se aleja más, porque comienza a palpar su dependencia, algo de lo que todos huimos. Si lo que quieres es que cambie tu pareja entonces deberías revisar tu concepto de amor y empezar por amarte a ti mism@. 

Otra conducta típica del dependiente emocional es creer que es él mismo tiene cambiar para que “no le abandonen” y entonces, se desplaza de su centro para demostrar “toooooodo lo que le ama” haciendo cosas FALSAS que en estado “normal” no haría, porque un dependiente emocional se asemeja a un borracho. Pero como el propósito de la vida es que te ames y no que te pierdas, esta opción tampoco vale excepto para frustrarte más.

¿Como reconocer el Amor de Verdad?
Decía Fedor Dostoievski, “Amar es querer a la otra persona, tal como la ha pensado Dios”. 

En el Amor de verdad, ayudamos a que el otro pueda ser quién es. No nos atormenta que se vaya porque no queremos estar con alguien que no nos corresponde, ya que NUESTRO VALOR ES RECONOCIDO POR NOSOTROS MISMOS. Es un Amor de; “prefiero” pero no “te necesito, ni me muero si te vas”. Esta claro que nos pondremos tristes, ¿y que pasa con la tristeza? que no huiremos de ella, que no nos sepultará….porque no dejaremos de hacer nuestras vidas con más o menos normalidad.

Hay que tener claro que el Amor no se pide, ni se exige ya que no ser correspondido no es negociable como podría ser otro aspecto de la vida y es razón suficiente para poner punto y final, a una relación. 

Jamás debemos pasar este limite el de no ser correspondido, ni vulnerar nuestros valores o dejar nuestra misión de vida por el alguien. Quien te quiere está contigo, así que si no es así, acepta el rechazo vivirás con calma en el corazón y lograrás tu independencia emocional.

Hay que aceptar también que el EL AMOR ES O NO ES, PERO QUE NO HAYA GRISES, así que si alguien se va, acepta que no va a volver porque nadie deja a alguien que ama, nadie necesita irse para ver si es amor lo que siente porque no hay nada más evidente que el sentimiento de amor.Y el amor, no vuelve después del desamor.

Todos hemos visto a personas reaprender un deporte tras perder alguna parte de su cuerpo, trabajar meses sin cobrar nada tan solo por vivir de su vocación y aún así hay “parejas” que te dicen que “no es mi momento para estar contigo pero volveré” y tú te aferras a que lo hará, y te sientas a esperar o mirar el wasap cuando bien sabes, que no son más que excusas porque nadie que ama a otro le tiene esperando en la angustia, sino que le busca.

Pero TÚ NO NECESITAS EN TU VIDA A ALGUIEN QUE NO TE AMA, ASÍ QUE AGRADECE QUE SE VAYA Y MIRA HACIA DELANTE PORQUE LO QUE ESTÁ POR VENIR ES MUCHO MEJOR, SI APRENDES A SACAR PARTIDO A ESTE MOMENTO y decirle INTERNAMENTE; no hace falta que me quieras, que ya me quiero yo. Este debe ser TU MANTRA DIARIO.

Invierte en descubrir tus valores, tus pasiones, lo que tienes para dar en esta vida… no hagas como tu ex que sigue perdiéndose en otras relaciones de dependencia dando la espalda al verdadero crecimiento personal que hay tras una ruptura.

Yo te prometo que cuando estés en tu centro viviendo en paz, aparecerán personas alineadas con esta “resonancia” y te encontrarán.

No hay nada más bello que alguien que se ama a sí mismo, TAN BELLO COMO DESGRACIADAMENTE, ESCASO. Así que, da ejemplo practicando tu amor propio, porque ésta es la verdadera arma de seducción y lo unico que puede darte la felicidad y vivir en equilibrio con otros.

Si quieres aprender a amarte, escribeme un email, te contestaré en pocos momentos.

Henar Moreno Coach.

henarcoach@hotmail.com